Cédulas de Habitabilidad

La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda cumple las condiciones mínimas de habitabilidad que prevé la normativa vigente y es apto para ser destinado a residencia de personas, sin perjuicio de que se desarrollen otras actividades autorizadas.

La cédula se llama de segunda ocupación si se refiere a viviendas usadas o preexistentes.

Los datos que constan en la cédula son:

  • La dirección y ubicación de la vivienda.
  • La superficie útil de la vivienda y de las habitaciones.
  • Las estancias y los espacios que componen la vivienda.
  • El umbral máximo de ocupación.
  • La identificación y titulación de la persona técnica que certificado la habitabilidad.

En la cédula no figura el nombre de la persona propietaria. Se trata de un documento que acredita las condiciones objetivas de habitabilidad de una vivienda, con independencia del suyos titulares u ocupantes.
La cédula de habitabilidad es necesaria para transmitir una vivienda en venta, alquiler o cesión de uso, en primera transmisión o en posteriores (salvo los supuestos de exoneración que prevé la normativa vigente).

También es necesaria para darse de alta de los servicios de agua, electricidad, gas, telecomunicaciones y otros servicios. El otorgamiento de la cédula de habitabilidad no supone la legalización de las construcciones en cuanto a la adecuación del uso de vivienda a la legalidad urbanística.

En ZEB arquitectura tenemos el compromiso de que nuestros clientes no perderán tiempo ni dinero y que tendrán la seguridad de obtener los resultados de un trabajo bien hecho.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *